El tiempo de preparación de esta oposición es muy variable, dependiendo de las circunstancias y características de cada alumno, especialmente si se encuentra trabajando o no, o si tiene o no experiencia previa opositora, ya que estas situaciones repercuten en el número de horas que se necesitan dedicar al estudio de la oposición. En cualquier caso, con carácter general, si nos ceñimos a lo que dicen las estadísticas, la mayoría de los aprobados dedican entre 1 y 2 años de estudio, desde el momento en que se empieza a estudiar hasta el final del proceso selectivo (último ejercicio)